Yogi Gen Khyentse

Share

Yogi Gen Khyentse

El gran yogui Gen Khyentse Gyatso es un reconocido gurú de Mahamudra. No he logrado conjuntar su biografía a detalle por el momento, sin embargo, me encantaría compartir con ustedes algunas de las experiencias extraordinarias que he tenido con él. Aún cuando jugábamos en los hermosos días del pasado me dio mucha claridad. Su asombroso don era increíble.
Básicamente él era de mi asiento principal, la sangha Choeling, al sur de Tibet e hijo del más importante ayudante personal del Décimo Gyalwang Drukpa. No es sorprendente que el Décimo Drukpa le haya dado el nombre de AMOROSA SABIDURÍA. Completó su educación monástica normal, milagrosamente. Tenía una magnífica y facilísima manera de aprender, una manera que ningún ser común podía entender. De acuerdo con algunos de nuestros viejos monjes, Khyentse, siendo un novicio, estaba constantemente en meditación mientras iba a través de estos procesos de aprendizaje. No como algunos de nosotros que debemos invertir una gran cantidad de esfuerzo intelectual mundano para aprender. Creo que estaba descubriendo y obteniendo esta educación mundana a través de su estado indestructible de conciencia meditativa. Sin embargo, tras su graduación, sirvió como Secretario General de la Secretaría de Administración por muchos años y también fue el ejemplo más importante y querido de la comunidad, tanto de monjes como de laicos, aunque todavía era un adolescente. Sin embargo, tras llevar a cabo algunas actividades mundanas por el bien de la gente común que estaba ahí presente, Khyentse se fue de retiro continuo bajo la guía del gran maestro Tripon Pema Chogyal, sin ningún apego hacia su fama o adoración en la sociedad. Sirvió a su maestro con su práctica de Mahamudra plena de sinceridad. Tras el parinirvana del gran maestro Tripon Pema Chogyal, continuó con su retiro bajo la guía del gran maestro realizado Apo Rinpoche, quien era el nieto del mahasiddha Shakya Shri.

 Gen

 

Cuando digo “retiro”, en su caso es una forma completa de retiro, las 24 horas del día, los doce meses del año. A diferencia del resto de nosotros, la mente luminosa en Mahamudra de Khyentse es extraordinariamente fantástica, sin importar lo que esté haciendo, dondequiera que esté, sin distraer el estado meditativo de la mente, manteniendo la comunicación relativa con todos muy efectiva y calurosa. Sé que no está para ser juzgado por una persona como yo, pero como he tenido varias oportunidades de estar cerca de él y recibir varias transmisiones de Mahamudra, últimamente no puedo dejar de pensar en él y admirar sus ojos radiantes y profundos, descansando en su verdadera naturaleza (en Mahamudra), ¡tal y como estaban cuando se encontraba involucrado en sus actividades de la enseñanza del Dharma y conversaciones comunes, etcétera!! ¡No como muchos de nosotros que tenemos dificultades en unir simultáneamente las actividades propias con la práctica! Siempre estaba disponible para la gente que lo rodeaba, con todo su sentido del humor, debidos a su bondad y compasión infinitas.

 

Cuando yo tenía 14 años, tuve la oportunidad de estar con él algunas veces y era de lo más querido para mí, básicamente porque siempre se le ocurrían ideas para hacerme reír infinitamente. Y no nada más eso, sino que hacía milagros como esconder cosas que estaban en mis manos segundos antes o pedirme que fuera al otro cuarto para hacer cualquier cosa que yo quisiera, pero cuando regresaba, me decía exactamente lo que había yo hecho, como si él hubiera estado conmigo. También, podía predecir el clima exactamente de los días por venir, mientras nosotros apostábamos con humor, no seriamente. Cuando le preguntaba yo cómo le hacía y cómo lo sabía, siempre me contestaba “Pues nada más es un truco que aprendí de chico” y sonreía. Yo creo que yo era un poco tonto y le creía y lo tomaba como él decía. Últimamente, cuando recuerdo, todo me convencía que era una actuación divina, junto con su bondad amorosa y entretenida humildad para mí. Pues bien, estas son parte de mis experiencias limitadas. Me pongo triste al escribir estas cosas pues cuando los preciosos maestros fueron tan bondadosos de estar disponibles para que los veamos, toquemos, nos comuniquemos con ellos y escuchemos sus enseñanzas, incluso a través del descanso, bromeando, jugando y todo lo demás, guiándonos constantemente, no apreciamos su amor y divino mensaje sino hasta después.
Al igual que otros maestros, después que benefició a muchos a través de la región de los Himalaya con sus divinas enseñanzas sobre la mente y Mahamudra, nos dejó a todos atrás y se disolvió en su propia gran naturaleza, Nirvana.

Gen

 

Share

(C) DPPL-Spanish México 2012

joomla template