Andando en bicicleta para la paz y amor.

Share

1

Hemos andado en nuestra IV Peregrinación en Bicicleta desde principios de julio, saliendo de Katmandú y yendo a través de Uttarakhand y Himal Pradesh golpeados por el monzón y entonces llegamos al Templo Dorado. No mucho después entramos a Jammu. Mi intención inicial era llegar a Ladakh a través de Srinagar, Kargil, Mulbekh, Lamayuru y Basgo y también tengo plena confianza en que estaremos a salvo, a pesar de los desafortunados incidentes que han estado ocurriendo en el valle de Kashmir. Debido al cariño de mis amigos y estudiantes, quienes están muy preocupados por nuestra seguridad ya que se supone que debemos cruzar Srinagar en unos días, me entristece tener que decidir que vamos a desviar nuestro viaje a Pathankot, tomando una ruta distinta y desviación más larga a Ladakh. Espero que lleguemos a Hemis a tiempo para el Concilio Anual Drukpa y mi cumpleaños de mil años.

 

La esperanza y el miedo trabajan de manera complicada. Esperamos ganar y tenemos miedo de perder y jamás podemos estar en paz. Si de verdad nos dejamos en el flujo de la naturaleza, nos podemos dar cuenta que la esperanza y el miedo no tienen espacio para existir u oportunidad de fabricar nuestras vidas.

Además de andar en bicicleta por el medio ambiente y la equidad de género, yo quería andar en bicicleta a través del muy hermoso valle de Kashmir para difundir el mensaje de paz y amor. Mientras que el terrorismo parece haber tomado el mundo, cuando menos de acuerdo con las noticias, en el fondo de nuestros corazones anhelamos la paz y vivimos de amor. Si vamos de acuerdo con las noticias que leemos a diario, no creo que haya ninguna esquina de este mundo que esté completamente en paz y feliz. Creo que necesitamos ponernos nuestros ojos de sabiduría y decidir lo que debemos hacer por nuestros caminos en la vida, hay noticias pero algunas noticias no están reflejando la realidad en la tierra, así que necesitamos sabiduría que discrimine.

Entrecruzo mis dedos deseando que nuestra desviación no cause ningún retraso. Quisiera agradecer a todos los funcionarios gubernamentales y policías de tránsito que han sido y continúan siendo tan serviciales así como viajamos en bicicleta en una larga fila de ciclistas que se extiende hasta 3 o 5 kms algunas veces. Me apena que hayamos causado embotellamientos pero espero que podamos compartir nuestro mensaje de cuidado al medio ambiente, equidad de género y paz en la diversidad.

Cuando llegamos al Templo Dorado, la cálida hospitalidad y recepción que recibimos fue espectacular, gracias a la administración, quienes también nos mostraron los alrededores en detalle. Aprendí mucho sobre sikhismo en un solo día. Como siempre digo, las enseñanzas sikh de generosidad desinteresada es algo que nosotros los budistas debiéramos aprender y practicar, especialmente su práctica de langar. En la cocina comunitaria de cada Gurdwara se sirve comida a todos los visitantes sin distinción, gratuitamente y solo se sirve comida vegetariana para que todos, independientemente de sus restricciones dietéticas puedan comer como iguales. Esta práctica de generosidad por cientos de años conlleva enormes resultados colectivos. La mayoría de los sikhs, si no todos, son materialmente exitosos y nadie se va con hambre. La generosidad es una de nuestras Paramitas, pero la mayoría de nosotros de los llamados budistas o Bodhisattvas practicantes siempre somos calculadores de las cosas materiales que compartimos con los demás, la tacañería resultante lleva a dificultades en que los deseos materiales se cumplan y en la acumulación del mérito para esta y futuras vidas. La generosidad ayuda a expandir nuestro corazón y aceptación de todo sin condiciones. Tenemos un largo camino por recorrer, pero cuando menos tenemos un ejemplo a seguir.

Me sorprendió mucho encontrar a Thinles Namgyal, Presidente de la Asociación Budista de Ladakh, Chandzod Odsal de Hemis y Padma Tashi de la Asociación de Jóvenes Drukpa cuando llegamos al Templo Dorado en Amritsar. Había ido especialmente a vernos, solicitando a nombre de todos los budistas de Ladakh que desviáramos nuestro viaje lejos de Srinagar. Me conmovió su petición sincera y a petición de tantos otros devotos en Jammu, tuve que desviar el viaje. Estoy seguro que con todo el amor y apoyo de mis queridos amigos y estudiantes, todo estará bien. Los veo pronto en Ladakh.

a

b

Share

(C) DPPL-Spanish México 2012

joomla template