2012

Soy el Señor último momento

Gate, gate…todo es Gate Gate, se va, se va, se va.  El tiempo pasa tan rápidamente, aun cuando queremos detenerlo, no podemos, se va, se va y se va.  A veces cuando pienso en esto, sería mucho más libre de estrés para todos nosotros, si nuestra práctica, nuestro negocio, trabajo y responsabilidades pudieran seguir funcionando sin que nosotros hiciéramos nada, ¿no creen?  Desgraciadamente, esto no es posible.  Todo lo que queremos conservar, se va y se va muy rápido, y todo lo queremos evitar, se mueve lentamente.  Así es que todo es Gate, Gate.  La gente que habla inglés no debería de leer esto como “Gate” como “Bill Gate”, se debe pronunciar “Gatey”, pero se escribe “Gate”.  Ni hablar,  la gente educada en inglés leen “Gate” como “Geit”, nosotros leemos “Gate” como “Gatey”, y tal vez haya otros que leerán esto como “Geyti”.  Así es que hay muchos ángulos hasta para pronunciar la palabra “Gate”.

Leer más: Soy el Señor último momento

Vive la vida atrevidamente.

Durante años, mucha gente ha estado quejándose de que yo no obedezco las reglas normales o los estándares, lo cual es cierto.  Las personas como yo, desgraciadamente casi siempre tenemos que cumplir con ciertas tradiciones y culturas.  Como todos sabemos, este mundo está lleno de etiquetas y por lo tanto, las culturas, las tradiciones y todo este tipo de cosas están incluidas en el paquete de etiquetas que definen quienes somos, o más bien, qué somos.  Estamos atrapados por estas definiciones y por tanto tenemos que seguir las reglas, nos guste o no.

Leer más: Vive la vida atrevidamente.

Más vale tarde que nunca

La conexión de internet no ha funcionado desde que terminamos el Pad Yatra, debido a problemas técnicos no resueltos de inmediato.  No debería de estarme quejando ya que la mayoría de mis amigos y alumnos son tan amables y encuentran el tiempo fuera de su vida normal, para ayudarnos.  También fue algo bueno para mi ya que no tuve que escribir nada hasta ahora, después de que una conexión específica se arregló.  Lo único que les puedo decir, es “más vale tarde que nunca”.  Desgraciadamente siempre nos atrasamos tanto que nunca tenemos la oportunidad de terminar nuestros compromisos prioritarios.  Ya sea que estamos esperando a que alguien tome la responsabilidad por nosotros, o bien siempre dejamos todo para “mañana”, y al final, nuestra responsabilidad jamás se cumple y nuestro “mañana” nunca llega.  Así es que si te das cuenta que ya te atrasaste para algo, particularmente el hacer algo para tu propio desarrollo espiritual, entonces más vale que mejores de inmediato.  Puede ser que mañana ya no tengas la oportunidad.

 

Leer más: Más vale tarde que nunca

(C) DPPL-Spanish México 2012

joomla template