La compasión es la Reina


(El título en inglés dice: La compasión es el Rey)

Algunas personas me han hecho preguntas sobre cómo lidiar con el miedo, particularmente el miedo a los espíritus malignos, el miedo a los fantasmas. Suena como una pregunta muy extraña, pero el miedo es algo con lo que siempre tenemos que lidiar. La esperanza es la pareja de vida del miedo. Miedo y esperanza o expectativa siempre vienen juntos. Incluso hasta podemos decir que la esperanza es el espíritu pacífico y el miedo es el espíritu iracundo.

La mayoría de nosotros, sentimos que los espíritus malignos son diferentes del miedo y la esperanza. De cierto modo, son manifestaciones de nuestra mente, de otro, para nosotros, son muy reales. Los espíritus que son dañinos para nosotros, como los que vemos en las películas, parecen ser muy reales.

Basado en esto, alguien me preguntó si existe algo como exorcismo en nuestra tradición espiritual. Ni siquiera sabía cómo deletrear esto, ni lo que significaba. Me dijeron que un exorcismo es la acción de deshacerse o de sacar a los espíritus malignos o dañinos de los cuerpos humanos. Existen muchas películas e historias de terror sobre cómo es que estos espíritus han tomado posesión de los cuerpos humanos.

Sí, tenemos espíritus que poseen los cuerpos humanos. En nuestros monasterios vemos mucho de esto. No necesariamente son espíritus malignos, algunos son amigos o gente que conocemos. Supongo que ellos tendrán asuntos sin terminar o un fuerte apego a lo que han dejado atrás. Así es que se han quedado atrás para llamar la atención.

Yo creo que solamente la compasión puede efectuar exitosamente lo que llaman exorcismo. Voy a compartirles una historia sobre mi propia bisabuela, la madre de mi abuela materna. Mi madre aprendió en su infancia, casi todas las prácticas espirituales de su propia abuela, KesangWangmo. Mi bisabuela vivía en Lhodrak, el lugar donde Milarepa construyó la torre de nueve pisos para el hijo de Marpa. Ella era una practicante de Dzogchen y dejó este mundo con cuerpo de arco iris. Deben estar adivinando que era una Yogini o una gran lama o algo. Bueno, pues ella era solamente una ama de casa normal, quien trabajaba arduamente para mantener contenta a su familia. Siempre estaba recitando el mantra de Amitabha, billones de veces. También era por naturaleza muy amable.

Había un Khempo que murió y su espíritu se metía en el cuerpo de una amiga monja de mi madre. El era muy fuerte y poderoso. Cada vez que se metía al cuerpo de la monja, ella automáticamente cambiaba de apariencia, su cabeza se veía mas grande y hablaba con la voz del Khempo. El era muy mandón, todo el mundo le tenía miedo. Cada vez que aparecía, todos corrían a prepararle comida y ponerle un trono alto. También daba enseñanza mientras poseía el cuerpo de la monja. Mi madre había recibido algunas enseñanzas del Khempo cuando el vivía y aparentemente, ella era la única a quien el Khempo no trataba con hostilidad. Todos los demás le temían.

Grandes maestros y Rimpochés iban de todas partespara hacerle un exorcismo a la monja quien estaba poseída por el Khempo. Nadie podía sacarlo. De hecho un día se enojó tanto que hasta le escupió a la cara a un Rimpoché. Nadie podía hacer nada al respecto. Un Rimpoché le dijo a mi madre que ella le debería pedir a su abuela que hablara con el espíritu del Khempo. Al parecer mi bisabuela había recibido enseñanza seria del Khempo alguna vez. Así es que ella vino y habló de manera amable con él, le dijo que los grandes Khempos con hábitos de monje como el, no deberían andar asustando y lastimando a la gente. Le dijo que debería dejar a la monja en paz. Sorpresivamente él se fue. Mi bisabuela no hizo pujas ni rituales dramáticos, lo trató con compasión y amabilidad completas, y por si fuera poco, no le tuvo miedo. Como todos ustedes saben, los espíritus saben todo. El Khempo sabía que mi bisabuela hablaba con compasión total y sin ninguna motivación egoísta. Por tanto se fue.

Por un lado podemos decir que si desarrollamos compasión genuina, nada nos puede lastimar. Compasión genuina, amabilidad genuina, Bodhichita genuina, es la única solución para eliminar los horrores que estamos viviendo en este mundo. La compasión genuina te volverá intrépido, por que no tendrás concepto del self, cuando no tienes concepto de ego ni intenciones egoístas, la compasión genuina se convierte en una protección y en una armadura.

Esta es una historia real que quise compartir con ustedes, porque cada uno de nosotros tiene la habilidad para desarrollar la compasión genuina. Más nos vale creer en esto en lugar de creer que es imposible que desarrollemos nada bueno. Justamente como dije ayer, siempre creemos fuertemente en todos los fenómenos negativos, y no tenemos confianza en las cosas buenas. Para poder cambiar nuestra vida, en el sentido positivo, empecemos por creer que la felicidad, el gozo, la paz, todas esas cosas maravillosas pueden suceder primero en nosotros mismos. Podemos ser intrépidos si lo queremos. Con este entendimiento o creencia, entonces un día podremos obtener el cuerpo de arco iris así como lo hizo mi bisabuela.

Finalmente, con todo mi amor y bendiciones, quiero desearles a todos mis amigos y alumnos en Ladakh, un muy feliz año nuevo.

(C) DPPL-Spanish México 2012

joomla template