Vida preciosa

Share

Las actividades positivas son necesarias para apoyar nuestra vida cotidiana y nuestra mente.  Sin las acciones positivas, nuestros pensamientos tienden a distraerse y de manera similar, sin pensamientos positivos, nuestras acciones tienden a ser afectadas por las emociones negativas.  Por lo tanto aprecio a todos los que hicieron tanto esfuerzo para organizar las diferentes actividades positivas para la celebración de mi cumpleaños recientemente.  Después de todo, la vida es corta y preciosa, deberíamos utilizarla para propósitos positivos.

Live to Love organizó un campamento de ojos muy exitoso que ayudó a más de 240 personas quienes lograron recuperar la vista.  Hubieron 7 días de prácticas espirituales en nombre de oraciones de longevidad guiadas por Gyarawa Rimpoché y presididas por Kyabje Namkha Drimed Rimpoché quien es uno de los yoghis de nuestros tiempos con más logros.  Por supuesto que todo esto no hubiera sucedido sin la organización capaz de Jigme Jampal, nuestro director de Drukpa Asia.  Todos, incluyendo a todos los participantes, mi Sangha y amigos sinceros quienes vinieron a reunirse conmigo, todos ellos hicieron un gran trabajo.  Encima de esto, quiero agradecerles a todas las monjas quienes trabajaron sin parar día y noche.  Anoche vino una persona y me dijo que durante los días de mi cumpleaños, todo Druk Amitaba Mountain se veía iluminada y que todos los que la vieron sentían que había muchas actividades todo el tiempo.  Yo se que todo este tipo de actividades no hubieran sido posibles sin el compromiso y la dedicación de mis monjas.

 

El terremoto de Japón estrujó a todo el mundo.  De alguna manera esto es muy comprensible, ya que están sucediendo este tipo de desastres en todo el mundo.  Todos tenemos que entender y estar preparados.  He dicho muchas veces y lo seguiré haciendo, que tenemos que ser muy amigables con la naturaleza para que ella actúe de manera amistosa con nosotros.  Olvídense de culpar a alguien más  sobre esto, ni a Dios ni a las fuerzas divinas.  Nadie está creando este tipo de desastres para nosotros.  Aun que haya gente muy mala, ellos no podrían crear este tipo de desastres para nosotros.  Uno necesita ser muy amable con la naturaleza, para que la naturaleza sea amable y suave con nosotros tanto a nivel individual como colectivo.  Así es que esto nos regresa a la forma eco amigable de vivir, lo cual es el punto clave.  El punto clave es estar conscientes sobre nuestro entorno, especialmente sobre respetar las vidas de los otros.

Todos tenemos que promover de manera creativa esta actitud correcta sobre cómo vivir para que cada uno de nosotros tengamos algo de entendimiento sobre esto.  Hablamos mucho, de hecho millones o billones de gentes están hablando demasiado y no haciendo nada al respecto.  Debemos hablar menos y actuar más, para poder poner ejemplos para los demás y de esta manera ellos se sentirán motivados.  Por el bien de todos, he estado ofreciendo oraciones por las víctimas y los sobrevivientes.  No deberíamos permitir que este tipo de desastres y experiencias traumáticas pasen desapercibidas, deberíamos usar esto como una oportunidad para alarmarnos antes de que sea demasiado tarde.

 

 

Después de los programas del cumpleaños, nos fuimos a la base de la Stupa de Swayambunath para hacer las 13 koras, seguido de un muy exitoso programa anual de oraciones para la paz y la felicidad universales.  De hecho, completamos las 100,000 repeticiones de “La Oración Reina de Aspiraciones”, antes de lo esperado.  Las monjas de Druk Amitaba Mountain, el centro de retiros de Kyabje Sengdrak Rimpoché, los monjes de Darjeeling y Katmandú, todos ellos se unieron para lograr que esta reunión de oraciones excelente fuera no solo exitosa sino también muy auspiciosa.  En el momento en el que completamos la recitación 100,000, aparecieron todas las señales diferentes como lluvias fuertes, relámpagos y truenos.  Como todos ustedes saben, esta es una temporada muy seca en Katmandú, casi no hay lluvia.  El haber tenido este tipo de clima inusual, nos dio la confianza de que nuestras oraciones para la longevidad de nuestros preciosos maestros, para las víctimas de los desastres recientes y para la felicidad y el cumplimiento de los deseos de todos los practicantes genuinos, serían cumplidas.

 

Después del arduo trabajo de prácticas y de meses de retiro, llevé a mis monjas y amigos a un receso, nos fuimos a Chitwan y Pokhra algunos días de vacaciones.  En Chitwan, vimos a los pobres elefantes que llevan a los turistas y a algunos de nosotros en paseos de safari por la selva.  Pero debo decir que estos elefantes están mucho mas sanos y se ven mejor que otros que hay para turistas en otros lugares.  Viendo a los elefantes, pensé en aquellos animales como ellos, los caballos y burros más otros pobres animales que han estado trabajando durante generaciones, y que no reciben nada más que un trato abusivo.  Se me llenaron los ojos de lágrimas al verlos.  Debido a esto, seguido pienso que los que inventaron los carros, de 2 y 4 ruedas, sin duda son Bodhisatvas.  Estos vehículos no solo son rápidos y eficientes, sino que han ayudado a evitar que mucha gente torture a los animales.  Dichos vehículos les han quitado la carga a los animales que jalaban las carretas y transportaban troncos etc.  Mientras les pedía a mis monjas que alimentaran a los elefantes con plátanos, pensaba en todas estas cosas y les deseaba la liberación.  Todos nos dimos cuenta de que los elefantes nunca habían experimentado el gozo de comerse tantos plátanos de un bocado.  De vez en cuando, un guía o algún turista corre tras un elefante y le da de comer un solo plátano.  Pero un solo plátano no es suficiente porque el estómago de un elefante es como un universo, enorme!

 

Disfruté mucho de ver a las monjas darles de comer a los elefantes.  A veces los elefantes estaban tan contentos que utilizaban sus bocas directamente para comer en lugar de sus trompas, dejaban que las monjas les metieran un montón de plátanos a la vez.  Algunas monjas lo lograron y otras no se atrevieron.  Yo sabía que esta era la forma en la cual los elefantes les demostraban su amor a las monjas.  Confiaban en las monjas y se sentían tan cerca de ellas que preferían que ellas les dieran de comer directamente en la boca.  Me dio mucho gusto ver que estos elefantes se veían tan bien, no encontramos a nadie que los torturara, mientras llevaban pasajeros.  Por supuesto que deben haber sido entrenados y torturados durante años hasta ser domados.  Es como nuestra mente salvaje, hasta que no la domamos, nuestra mente es como la de un elefante salvaje o un chango salvaje.  Una vez entrenada, nuestra mente será muy suave y controlada, estará muy en forma.

 

Estaba viendo a las monjas aprender a andar en bicicleta en Chitwan y Pokhra, incluso la monja que tiene 40 años estaba tratando de aprender con muchas ganas.  Ellas tienen miedo de que si no saben andar en bicicleta, las vamos a dejar atrás si hacemos un yatra en bicicleta.  Por lo mismo, todas están tratando fuertemente de aprender.  No se cuanto dinero gastaron, solamente me di cuenta de que sus caras estaban quemadas por el sol, otras se cayeron y se moretearon, afortunadamente no muchas se lastimaron.  Para ahora, ya muchas de ellas están bien entrenadas para el yatra de bicicleta.  Ahora yo me empiezo a preocupar sobre mi mismo y cómo alcanzar a estas monjas.


Acabamos de regresar con mi Sangha, alumnos y amigos, todos traemos sonrisas de felicidad en la cara al llegar a Druk Amitaba Mountain.  Cada vez que hagamos algo bueno o positivo, deberíamos dedicar los méritos, la felicidad y el gozo para todos los seres sensibles, especialmente para la paz y la felicidad universales.  Si alguna vez acumulamos actos negativos, deberíamos confesar, purificar y hacer votos de no volverlo a repetir.  Hablando de forma relativa, estamos contentos y satisfechos, estamos todos en la montaña y preparándonos para retiro.

 

Share

(C) DPPL-Spanish México 2012

joomla template