Mi Madre

Share

Mi Madre

 

 

Mi madre

 

Mi madre que toma el cuidado de las flores en nuestro jardín

 

 

Mi madre proviene de una honorable familia en la región de Lhodrak en el sur de Tíbet. Su hogar, conocido como Yoollha, que es el nombre de la deidad de la región, fue establecido por el linaje genético de un gran yogui, Nyang Nyima Odser. Mi madre ha practicado la meditacion como camino espiritual desde los catorce años, inicialmente bajo la guía de su abuela y más recientemente bajo varios yoguis santos, seres realizados, y aún por su propio padre, que fue un gran maestro. Debido a sus prácticas y a sus realizaciones, ha conducido su vida con gran felicidad y amor a pesar de los tiempos difíciles que se le presentaron al dejar atrás su hogar, a sus parientes y a todos los miembros de su familia en Tíbet cuando tenía 20 años de edad.

Como todos los demás refugiados Tibetanos, pasó la prueba de momentos muy difíciles al ver a sus parientes y familiares torturados y hambreados hasta la muerte. Recientemente regresó para visitar a sus familiares sobrevivientes en su aldea natal después de 40 años de separación. Ella había planeado permanecer allí un mes por lo menos, pero regresó una semana después diciendo que era demasiado triste permanecer allí tan solo un día mas. Ella estuvo en la aldea tan solo tres días, sin encontrar a nadie conocido, sin embargo todo mundo le dio una cálida bienvenidaViendo hacia atrás el gran apego que nuestra familia tenía hacia su casa, propiedades, y estados en esos viejos tiempos, fue una gran enseñanza ver las ruinas de nuestro hogar que uno no podía reconocer su propio hogar, dijo ella,

Cuando tuve que abandonar mi hogar por primera vez, nadie estaba deseoso de partir debido al enorme apego que teníamos. Solo tuve miedo de dejar a una oveja que fue mi compañera constante en mis viajes a los lugares apartados en donde realicé retiros espirituales. Ella moriría más tarde en el país de Bután, sobre mi regazo.Mi madre ha tenido mala salud desde que nací. Esto me incomoda bastante, pero ella siempre trata de que mi familia y yo mismo estemos contentos y libres de preocupaciones, escondiendo la mayoría de sus malestares físicos. Ella lo logra gracias a su estabilidad mental. A diferencia de muchos de nosotros, ella no se queja por cualquier molestia, a menos de que ésta sea insoportable. En toda mi vida, nunca la he visto en sus altas o bajas emocionales.

Siempre ha estado alegre y sonriente, excepto en una ocasión hace algunos años, en unas aldeas en la parte alta de los Himalayas mientras nos hospedábamos en un hotel. Ella vio a un hombre cortándoles la cabeza a unos pollos y vino hacia mi, llorando y diciendo "¿Como puede una persona humana ser tan cruel con otro ser? ¿Como podemos ayudar a que este mundo viva en armonía si la gente continúa amedrentándose unos a otros solamente porque el otro tiene menos poder que uno, y no saben como amar al otro de manera equitativa y genuina?No tuve mucho que decir ni tuve manera de ayudarla emocionalmente en ese momento, sino sentarme y sostener mi aliento. Me imagino que estaba un poco nervioso al verla llorar y ser tan emotiva por primera y última vez en mi vida.

Por lo regular, cuando ella pasa por un estado interno difícil, ella realmente piensa que podría ser un sueño por el que está atravesando. Y no le molesta tanto como si fuera de otra manera.Hace doce años, tuvimos un accidente de carro de menor importancia, junto con mi madre y ninguno de nosotros nos preocupamos mucho, excepto sobre el inconveniente de tener que pasar por todo el papeleo, etc. Dos años más tarde, mi madre dijo que había pensado que había sido solo un sueño y se mostraba un poco sorprendida al enterarse de que el auto estaba en el garaje en espera de ser reparado. Esta no ha sido la única experiencia de este tipo, pero pienso que no podría escribirlas Ella siempre se encarga de los problemas ajenos, como que no estén bien alimentados, bien equipados, etc. y en especial de aquellos que están en condiciones de pobreza. Sus compañeros favoritos son las mascotas, las flores, los árboles y los niños pequeños.

Sin embargo, como mencioné con anterioridad, ella no se queja en lo absoluto si las circunstancias no le permiten estar con ellos. Sin embargo, todos ellos la aman de manera espontánea, ¡incluyendo las flores y los árboles! El noventa y nueve por ciento de las plantas que cultiva mi madre, seguramente florecerán. Por ejemplo, ella puede arrancar una rama de un árbol que se está muriendo y trasplantarla en algún otro lugar y después de algún tiempo, crecerá hermosamente. Yo deseo que todos nosotros pudiéramos tener esos recursos de amor y comprensión para hacerle frente y trabajar en nuestra vida.

Tendríamos un enfoque muy simple hacia todas las cosas de la vida, en especial hacia aquellas dificultades inevitables, de manera que nuestra vida y la vida de los que nos rodean serían más sencillas de lo que lo son ahora. Bien, esto necesita practicarse, es todo lo que puedo pensar acerca de esto. Esta grandiosa experiencia de sabiduría y medios favorables de amor, solo pueden, pienso yo, desarrollarse mediante la práctica del adiestramiento de nuestra mente.

 

Con mi madre y Lodo Gyatso, esta foto fue tomada cuando era seis años de viejo

 

Con mi madre y Lodo Gyatso, esta foto fue tomada cuando era seis años de edad.

Share

(C) DPPL-Spanish México 2012

joomla template